Seleccionar página

Comienza la campaña de esterilización canina y felina.

La cuestión de esterilizar o no esterilizar a nuestro animal siempre nos supone una serie de interrogantes. Pero tenemos que tener claro que es un acto de responsabilidad hacia él, ya que le evitaremos problemas de salud y le proporcionaremos un mayor grado de bienestar. No sólo tendremos un mayor control de la natalidad, si no que conseguiremos evitar problemas tan graves como los siguientes:

Infecciones uterinas (piometras) y los quistes ováricos
Tumores mamarios
Embarazos psicológicos
Eliminación del celo
Evita malos olores y secreción sanguinolenta durante el celo
Transmisión de leucemia e inmunodeficiencia
Evita fugas, peleas y embarazos no deseados
Tumores prostáticos y testiculares
Evita comportamientos no deseados y peligrosos (marcaje de territorio, agresividad, etc.)

Para más información AQUÍ.